LOS CUATRO REINOS

(Daniel capítulo 2)

 

 

 


Cabeza de Oro

(Babilonia)

Del año 626 antes de Cristo

Al 539 antes de Cristo

 

 

Pecho y Brazos de Plata

(Imperio Medo-Persa)

Del año 539 antes de Cristo

Al 336 antes de Cristo

 

 

Vientre y Muslos de Bronce

(Imperio Griego)

Del año 336 antes de Cristo

Al 63 antes de Cristo

 

 

Piernas de Hierro

(Imperio Romano)

Año 63 antes de Cristo

 

 

Pies y Dedos de Hierro y Barro

(Imperio Romano Dividido)

 

 

Reino de Dios 

 

La estatua en el sueño de Nabucodonosor representa cuatro reinos que dominarían a los Judíos antes de la llegada del reino de Dios.  La cabeza de oro era Nabucodonosor, rey de Babilonia (Daniel 1:1, 2:37-38).  En el año 539 antes de Cristo, un reino fundado por Darío el medo y Ciro el persa conquistó el imperio de Babilonia y de este modo se estableció el imperio medo-persa (pecho y brazos de plata).  El imperio persa cayó en manos del imperio de Alejandro el Grande en el año 336 antes de Cristo, dando auge al imperio griego (vientre y muslos de acero).  El imperio griego fue conquistado por los romanos (piernas de hierro) en el año 63 antes de Cristo.  Roma llegó a ser el imperio más fuerte de todos ellos.  Sin embargo, la división política (pies de hierro mezclado con barro) debilitó al imperio romano.  Fue durante el periodo del imperio romano que Dios iba a establecer su reino indestructible que aplastaría a los otros reinos.

 

Cristo vino a la Tierra durante el reinado romano predicando la proximidad del reino de Dios (Mateo 4:17).  Cincuenta días después de su crucifixión, su reino fue establecido.  El segundo capítulo del libro de Hechos narra el glorioso momento en que las profecías acerca del establecimiento de su reino, el derrame del Espíritu Santo sobre toda carne, el perdón de pecados a los creyentes bautizados y el cambio de testamento fueron cumplidas.