Nuestra Relación con Dios El Cuerpo de Cristo Nuestra Transformación Nuestra Disposición La Vida en Cristo El Corazón de Dios La Ley Real La Batalla Espiritual



PERSPICACIA
 
   En Romanos 1:1 leemos, "Pablo, siervo de Jesucristo... apartado para el evangelio de Dios." La palabra siervo se traduce del griego doulos, que significa esclavo o siervo. Pablo entendía su rol como discípulo de Cristo. El se gloriaba de su titulo de siervo de Jesús. Sabia que pertenecía a Cristo, y así como los esclavos de los romanos no tenían ningún privilegio, Pablo se veía como un hombre sin derechos ni privilegios; un hombre completamente subyugado a su Señor, apartado para un solo propósito: el evangelio de Dios. Se hizo como su maestro, Jesús. (Lucas 6:40).
   Jesús también tomo titulo de "siervo". Isaías 52:13 al 53:12 nos muestra a Cristo como el siervo sufrido. En el Nuevo Testamento vemos a Cristo cumpliendo con Su rol de siervo de Dios. Amo a todos, caminó en sabiduría, vivió para complacer a Su Padre, hizo bien en todas las oportunidades presentadas, y fue obediente hasta la muerte, cumpliendo con Su misión de Redentor.
   Jesús dejó este ejemplo de siervo para nosotros imitarlo (Juan 13:13-17); vivir como siervos de Dios. Después del pasaje en Isaías 53, la palabra "siervo" nunca se vuelve a usar de forma singular. De ahí en adelante, Isaías habla de las bendiciones de los que siguen al Siervo fiel, llamándolos "siervos de Jehová" (Isaías 54:17); "Sus siervos" (66:14); y "mis siervos; mis escogidos" (65:8,9). ¿Te ves como esclavo de Jesús? ¿Has renunciado a todos tus derechos, sometiéndote al control de Cristo? Debemos servir en vez de ser servidos, imitando la actitud de Cristo. Encárgate de agradar a Dios en todo; buscando servir en toda oportunidad. Para esto murió Cristo-¡para los celosos de hacer buenas obras! (Tito 2:14)
Nuestra Transformación
Servicio con Sonrisa

Texto:               Gálatas 5:13

Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; sólamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servios por amor los unos a los otros.

 

Tema:

Cuando Jesús vino entre nosotros, vino como siervo. Murió y sufrió para nuestra redención, como dijo Isaías (Isaías 52:13-53:12; Marcos 10:45). Hasta después de su resurrección y ascensión al cielo, Jesús sirve a los que son de Él. Hebreos 7:25 dice que Cristo vive para interceder por nosotros. Necesitamos seguir el ejemplo de nuestro Maestro, no importa cuanto nos tengamos que humillar. Como Jesús nos enseño, el camino a la grandeza es el camino de servicio (Mt 23:11-12).

 

Aplicación:

Sugerencias prácticas:

1. Ayuda en los servicios dominicales:

    con los libros, limpieza, cuido de

    niños, la cena del Señor, etc.

2. Cuando veas un hermano en necesidad

     ofrece ayudar. (Rom.12:13).

3.  Ten el mismo enfoque de Cristo.

   El vino a servir, no a ser servido (Mar.

   10:45).

4. Utiliza cada oportunidad para hacer

         el bien. Pregúntate, “¿Qué puedo hacer

    para complacer al Señor?”

5. Cuando sirvas, ¡hazlo con espíritu

     deseoso y con una sonrisa!.

¡¡¡Que Dios te bendiga grandemente!!!


 

 

 

 

SERMÓN


El Siervo del Señor

I. Cristo el Siervo
 A. Los Atributos de un Siervo
  1. Isaías 42:1-4
      a. El es siervo de Dios
         Dios le dio el Espíritu Santo para
         Llevar a cabo la tarea que enfrentaba.
         (Isa. 61:1)
      b. Meta: Traer justicia a las naciones
         -- El completara el trabajo de Dios
            fielmente y sin desmayarse:
      c. Forma: Con levedad
            1. No gritara ni alzara la voz
            2. Remendará vidas rotas 
               (Isaías 61:3)
               --aunque expondrá el pecado, Él
                 les permite arrepentimiento
            3. Esto se desempeñará en Mateo
               12:13-21
      d. Inquebrantable: No se cansara hasta
               que Su trabajo termine (Is 61:4)
               --termino en la cruz (John 19:30)
            2. Desempeño todo lo que se escribió
               de Él en el VT (Lucas. 24:44)
            3. Por Su muerte somos salvos.
               (Col. 2:11-15; 1 Pd 2:24)
II. Conclusion
1. Lu. 6:40-Como maestro, así el estudiante
      a. Como Cristo es siervo de Dios,
          debemos ser siervos de Dios
      b. Como nuestro Amo, tenemos que vivir
          una vida de sacrificio y trabajo
      c. Completa las metas ante ti:
         1. Servir para ganar almas
             (1 Cor 9:19)
         2. Servir para edificar la iglesia
             (Rom 14:19)
CHARLA

Introducción:

En el mundo de negocios, ¿qué hace un supervisor? ¿Cómo se portan usualmente los que tienen posición de autoridad?

 

 

¡Encárgate!                Mateo 20:25-28

1. ¿Cómo se portan los gobernantes?

 

2. ¿Cómo piensan sobre ellos mismos?

 

3. ¿Cómo describe Jesús a un verdadero

    supervisor?

 

4. ¿Cómo es esta visión de liderazgo diferente a

     la del mundo?

 

5. Lee 1 Pedro 5:1-4. ¿Qué deben ser los

    líderes de la iglesia?

 

6. Cristo es El Príncipe de los Pastores. ¿Cómo

   recibió este titulo? Contesta con la Biblia.

 

Enfoque:

 

1. ¿Cuál es nuestro rol como discípulo de Cristo?

 

2. ¿Qué significa ser esclavo?

 

3. ¿Cuál es el propósito de servirnos unos a los otros? ¿Cómo beneficia esto el Reino de Dios?

 

Práctica:

Oremos los unos por los otros que seamos siervos fieles al Señor y que no nos consideremos más importantes que otros, ocupándonos por servir a otros y no buscar que nos sirvan.

 


 

 

 

 

Meditaciones para esta semana:

SERVICIO CON SONRISA

LUNES
El mensaje del evangelio es un mensaje de AMOR. Dios expresa Su amor por nosotros al servirnos. Jesús no vino a que le sirvieran, sino a servirnos; ¡y nos sirvió muy bien al tomar nuestro lugar en la cruz y recibir la ira de Dios por nosotros! Lee Mateo 20:25-28. ¿Cómo te harás grande en el Reino de los Cielos? ¿A qué vino Jesús al mundo? Escribe Marcos 10:45 en una tarjeta y memorízatelo. Reúnete con un hermano y oren que tengan una actitud de siervo en todo lo que hacen.

 

MARTES
Para ser siervos efectivos, necesitamos complacer a Dios en nuestra actitud.  Para servir a Dios tenemos que vivir para complacerlo, y así mismo, servirnos unos a los otros. Lee Col.3:23-24 y Efe. 6:7-8. Cuando haces cualquier cosa, ¿para quién lo debes hacer? ¿Cómo debes servir o trabajar? Escribe Col. 3:23-24 en una tarjeta y memorízatelo. Cuando te levantes todos los días, ora que complazcas al Señor en todo lo que haces. Renueva tu mente con la Palabra de Dios y conviértete en un siervo del Señor. Llama a un hermano que necesite de tu servicio y toma acción, dándole lo que necesite.

 

MIÉRCOLES
Para ser un siervo efectivo de Dios, necesitas poseer ciertas actitudes. La humildad y el desinterés propio necesita impregnar tu mente y pensamientos. Lee Fil. 2:3-8. ¿A quién debes estimar superior a ti? ¿Debes proteger los intereses de quién? ¿Debes tener el sentir de quién? ¿Cuál es Su sentir? Escribe Fil. 2:14-15 en una tarjeta y memorízatelo. ¡Puedes hacer una diferencia en esta generación perversa y torcida! Reúnete con un hermano y ora que puedan hacer una diferencia en su lugar de trabajo para la gloria de Dios. Haz algo por un compañero de trabajo / escuela que no se lleve bien contigo. Enséñales el amor de Dios a través de lo que hagas y confía que el Señor te está usando.

 

JUEVES
Al servirle al Señor a través de tu servicio a otros debes cuidarte de tener una actitud que piensa que te mereces una recompensa por lo que haces. Recuerda que el Señor te vela y es Él quien recompensa lo que haces en secreto. Lee Lucas 17:7-10., ¿Cuál debe ser tu actitud, como siervo de Cristo, cuando has hecho todo lo que te han mandado a hacer? Escribe Gálatas 1:10 en una tarjeta y memorízatelo. Convéncete de estas palabras y date cuenta que todo lo que haces está a la vista del Señor. ¡Glorifícalo! Disponte a servir en un comité de algún ministerio en la iglesia. Dile a un hermano que sirva en un comité que tu quieres servirle al Señor con todo tu corazón, alma, mente y fuerza.

 

VIERNES
Como viste en la meditación del miércoles, la humildad precede el servicio. Porque nuestro Señor es humilde (busca la definición de humilde) no tuvo problemas sirviéndonos, a pesar de nuestra actitud pobre. El servirle a alguien es un privilegio, no un deber. La importancia y grandeza en cuanto al mundo esta asociada con que te sirvan a ti.  La grandeza e importancia en cuanto a Dios esta asociada con tu servicio a otros a tu costo. Lee Juan 13:12-17. ¿Qué le estaba tratando de enseñar Jesús a Sus discípulos al lavar sus pies? ¿Cómo has “lavado” los pies de otros? ¿Qué actitud te ha prevenido de darte al servicio de tu cónyuge, compañero de trabajo, miembros familiares, amigos, hermanos, hijos?

Aprende a servir sin que te lo pidan... como trabajando para Dios y no los hombres...