PERSPICACIA
 
   La Palabra edificación tiene que ver literalmente con "construir". Es el deber de cada cristiano ser una persona de edificación porque esto fortalece la fe, especialmente de los débiles y los desanimados. Todos los hombres fieles de Dios eran ministros de edificación. Moisés animó a los Israelitas a no temer los Egipcios. Les recordó la promesa del Señor de librarlos de sus apresadores. El resultado fue la salvación de la nación (Exo. 14:10-14,30-31). Nehemías, el estadista noble, animó nuevamente a los Israelitas a no cansarse de reconstruir las paredes de Jerusalén. Les acordó del poder milagroso de Dios para completar este trabajo a través de ellos. El resultado fue una muralla reconstruida (Ne. 4:10, 14, 15; 6:15, 16). Dios mismo, a través del profeta Isaías, animó a los israelitas a no consternarse; les acordó de Su cercanía a ellos y prometió darles fuerza (Isa. 41:10). Jesús también era un hombre de animo. Les acordaba a los apóstoles de su hogar celestial (Juan 14:1-2); y necesito animo durante Su hora de prueba (Lucas 22:41-43).

   El Reino de Dios, la Iglesia de Cristo, se trata de edificación (1 Tes. 5:11). Se trata de animarnos los unos a los otros con palabras edificantes (Efe. 4:29). Se trata de demostrar nuestro amor entre nosotros, y no solo hablarlo; ya que el conocimiento envanece, pero el amor edifica. (1 Cor. 8:1b). ¡Se trata de justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo! (Rom. 14:17) Justicia, porque el Señor ama la justicia (Salmo 33:5). Paz, porque a vivir en paz hemos sido llamados (1 Co. 7:15b). Cristo vino al mundo a traer paz ente Dios y los hombres. Y gozo en el Espíritu Santo; ¡para deleitarnos en el Señor! Servimos a un gran Señor y Dios, que desea que nuestra vida este centrada en paz y gozo, ¡ingredientes esenciales de la fe! ¡Se una fuente de edificación!

 
Nuestra Disposición
Edificación

 

Texto:                     Romanos 14:17-19

“...porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. El que de esta manera sirve a Cristo, agrada a Dios y es aprobado por los hombres.”

 

Tema:

El verdadero cristianismo es llamado El Reino de Dios. Su intención es el de dominarnos. No se trata de comidas (dominar dietas), pero de justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. En estas cosas servimos a Cristo y agradamos a Dios. Los que verdaderamente aman a Dios buscan lo que le agrada a Dios. ¿Cómo podemos promover justicia, paz y gozo? Pablo nos dice como: a través de la edificación mutua. ¿Vas en pos de lo que te lleva a la justicia, la paz y el gozo? ¿Eres conocido como uno que tienen un espíritu edificante? ¿Eres una fuente de animo?

 

Aplicación:

Sugerencias practicas:

1. Saluda tus hermanos con una sonrisa y un

    abrazo. ¡Abraza los visitantes! ¡No hay ley

          que prohíba el abrazar! ¡A todos nos conviene

    un buen abrazo!

2. Conoce los nuevos hermanos. ¡Acércate

     a conocerlos como Cristo se acerco a ti!

3. Llama a tus hermanos, especialmente si

    sabes que están desanimados. Ora con ellos

     por teléfono, si es posible.

4. Invita a tus hermanos a tu casa, especial-

    mente a los que no conoces. (Rom. 12:13b)

5. ¡Escribe cartas para animar a los demás!

 

¡Que Dios te bendiga grandemente!


 

 

 

 

SERMÓN
Edificación
 I. La Iglesia
  A. El Propósito Triple (Rom 14:17)
   1. Justicia-Dios (comportamiento)
   2. Paz-Entre hermanos (ministerios)
   3. Gozo--Propio (salvación)
 B. Edificación: El Impulso Hacia el Éxito
  1. Efe. 4:11-13-La Meta en Cristo
      a. La Edificación de Su iglesia
         --preparar los santos (Gr.: perfeccionar)
            i) traer orden al estado espiritual
                de los que están atados al pecado
           ii) perfeccionar las obras para el
               ministerio (Gr: servicio)
          iii) edificación del cuerpo de Cristo
                1. madurez en Cristo
                2. adición de nuevos miembros
 C. Ejemplo de Nehemías
  1. Trasfondo: Reconstruyendo las Murallas
      a. Jerusalén estaba en ruinas después de ser
          capturado por los Babilonios.
      b. Reconstruyendo las murallas es como
	   edificar la iglesia.
           1. Oración y ayuno de Nehemías (1:4f)
              i.   Su deseo y preocupación
              ii.  Nehemiah's prayer of humility
           2. El sacrificio de Nehemías resulta
               en una gran obra (2:5)
           3. Cooperación entre los hermanos
 	        (2:17-18)
           4. El trabajo comienza (3)
 2. Vienen las dificultades (4:6-15)
      a. Obstáculos espirituales
      b. El animo de Nehemías
 3. Se completa la obra (6:15)
II. Conclusión
 1. ¡Jesús necesitó animo para completar el
     trabajo al cual fue llamado!
     (Lucas 22:41-43)
 2. Necesitas animo para llevar a cabo tu
      ministerio - ¡Somos llamados a servir!
CHARLA

Introducción:

¿Tienes éxito en las tareas que están directamente enlazadas con el animo que recibes a través de los que te apoyan?

 

¡Encárgate!      Nehemías 2:1-8; 4:1-14; 6:15

 

1. Lee Neh. 2:1-8. ¿Cual era la petición de

    Nehemías? ¿Por qué estaba triste?

 

2. ¿Qué tipo de relación tenia Nehemías con su

    rey? ¿Qué reputación debemos tener como

    Cristianos con nuestros vecinos?

 

3. Lee Neh. 4:1-14. ¿Qué ocurre cuando un buen

   trabajo esta progresando? ¿Qué paso aquí?

 

4. ¿Como triunfo Nehemías sobre estos obstáculos?

 

5. Lee Neh. 6:15. ¿Qué paso eventualmente?

    ¿Cómo tuvo éxito Nehemías en completar su

    trabajo de reconstrucción de las murallas?

 

Enfoque:

 

1. ¿Cómo se relaciona la reconstrucción de las

    murallas de Jerusalén con la iglesia hoy día?

 

2. ¿Cómo podemos imitar a Nehemías? ¿Cómo

    podemos ser instrumental en edificar la iglesia?

     Da ejemplos.

 

Practica:

 

Oremos los unos por los otros a ser gente deseosa de trabajar en la edificación de la iglesia de Cristo. Oremos que seamos personas de mucho animo, ¡determinados a completar nuestra labor en el Reino de Dios!

 

 

 

Meditaciones para esta semana:

Edificándonos

LUNES

El propósito del Cuerpo de Cristo es proveer un ambiente para que puedas madurar en tu relación con Dios. Necesitas un refugio santo aquí en la tierra que te pueda proveer alimento y fuerzas a tu alma para que puedas perseverar en la labor del reino de Dios. El capitulo 4 y 5 de Efesios nos provee mucha perspicacia en la actitud que debemos tener como miembros del Cuerpo para que Dios nos pueda usar para animarnos y edificarnos los unos a los otros. Lee Efe. 4:11-13. ¿Para que propósito se les da estos trabajos a nuestros hermanos mas maduros en la fe? ¿En que debemos estar unidos?  ¿Puedes trazar el camino hacia la madurez según este pasaje? Nota que el propósito del cuerpo es para el crecimiento hacia lograr la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. ¿Se espera mucho de nosotros, no? Si no estas creciendo, cambiando y despojándote del viejo hombre, ¡no serás útil en el Reino de Dios! Escribe Prov. 11:19 en una tarjeta y memorízatelo. ¡El crecimiento se ve en ti a través de lo que dices y como lo dices! Haz una lista de las personas en tu congregación que quieres edificar. A través de la semana, llámalos o escríbeles una carta animadora, ¡de corazón!

 

MARTES

La forma en que tratas a tus hermanos debe ser santa, ya que eres una persona que ha sido llamada a no ser de este mundo y ser del Reino de Dios. Lee Efe. 4:22-27. ¿De qué nos debemos despojar en Cristo? ¿Cómo nos renovamos? La decepción y la superficialidad son actitudes mundanas populares. ¿Qué debe reflejar tu nueva actitud cuando hablamos con nuestro prójimo? La ira y el enojo te lleva a la separación y destrucción cuando la combinas con el pecado. Los versículos 26 y 27 te enseñan a lidear con la ira velozmente. Hablando sincera y verdaderamente entre nosotros, nuestro enojo puede servir para edificar en vez de destruir o difamar. Efe. 4:15 nos enseña a siempre actuar en amor. El propósito es para la edificación, no para causar actitudes malas. Escribe 2 Tim. 2:21 en una tarjeta y memorízatelo. ¡Sé santo como Dios! ¿A quien llamaste ya?

 

MIÉRCOLES

Muchas veces he hablado solo porque quiero que me escuchen—quiero que me consideren sabio, atrevido y maduro.  Estos pasajes de hoy me enseñan que lo que corresponde salir de mi boca debe edificar a otros. El hecho de que me sienta cómodo o no, no es lo que importa, sino como se va a edificar la otra persona.  Tampoco importa si es algo que tengo deseos de decir.  Lo que sale de mi boca debe reflejar benevolencia, compasión y madurez. Si hay desacuerdo, necesito promover paz. Lee Efe. 4:29-32. ¿Cuál debe ser el propósito de las palabras que salen de tu boca? Lo que decimos y como lo decimos tiene que ser para edificar. ¿A quien entristeces si no tienes control de tu lengua? (San. 3:7-12) ¿Te gustaría estar sujeto a alguien quien te entristezca? El vs. 31 contiene una lista de lo que entristece el Espíritu y a tus hermanos, y el vs.32 tienen una lista de lo que anima y edifica a todos. ¡Perdona los unos a otros como Dios también te ha perdonado en Cristo! Aprende cual es la diferencia entre los dos tipos de sabiduría: lee San. 3:13-18. ¿Qué características tiene la sabiduría de lo alto? ¡Esta es la que trae edificación! Escribe el versículo 17 en una tarjeta y memorízatelo.

 

JUEVES

Si no te das al propósito de la edificación, estas en peligro de ser maldecido  y quemado. Lee Heb. 6:7-8. en esta analogía, ¿quienes son la tierra? ¿Cuál es el significado de la lluvia? ¿Quienes son “aquellos por los cuales es labrada”? ¿Qué significan los espinos y abrojos? Como puedes ver, si resistes la mano de Dios serás inútil en el Reino. ¡Dios quiere que seas útil! Lee 2 Tim. 2:15-16. Nombra las características de un obrero aprobado. ¿Qué evita tal persona? Hemos visto el contraste que hace la palabra de Dios entre palabrería santa y mundana. Cita ejemplos de palabrería mundana. Si has participado de esto con alguien, llama a la persona y pide disculpas por haberlos entristecido. Escribe 2 Co. 2:14 en una tarjeta y memorízatelo. ¿Cuan dulce es tu fragancia en Cristo?

 

VIERNES

La ultima expresión de edificación es cuando nos hablamos y enseñamos con salmos, himnos y cánticos espirituales. Esta expresión sale de un corazón lleno de gratitud y gozo—un corazón humilde, como Pable revela en Efe. 5:1-4 y en Efe. 5:19-21. El enfoque del tema de esta semana esta en los versículos 1 y 2. De acuerdo a estos versículos, ¿por qué las acciones de Jesús eran tan fragantes(favorecidas)? Los vs. 3 y 4 contienen una lista de lo que no es “fragante” a Dios. ¿Puedes abandonar estas cosas y construir una actitud nueva al ponerte tu “nuevo yo”, echo en imagen de Cristo? Tu nueva actitud en Cristo debe producir alentamiento, gratitud, y humildad. ¡Esto es aroma fragante! Escribe 2 Co. 2:15-16 en una tarjeta y memorízatelo.  ¿Qué clase de aroma eres?