PERSPICACIA
 

   Una de las Fuentes más importante de energía y más conocida es la luz. Nada es visible al ojo mano en ausencia de luz. La luz penetra y disuelve la oscuridad. También sostiene vida en la tierra. Sin ella, toda criatura viviente no podría sobrevivir. Sin embargo, hay una luz más potente que la luz física que Dios creó (Gen. 1:3): ¡Dios mismo! En el Salmo 27:1, David dice, “Jehová es mi luz,” En el Salmo 104:2, el salmista testifica sobre el Señor quien “se cubre de luz como de vestidura...” En Juan 8:12, Jesús, deidad humana, dijo, “Yo soy la luz del mundo.” El Apóstol Juan dijo que “Dios es luz y no hay ningunas tinieblas en él.” (1 Juan 1:5)

 

   Estas explicaciones aclaran dos cosas. Primero, la luz se origina en Dios. Segundo, Dios mismo es la esencia de la luz. Estas explicaciones no suponen que Dios es luz y nada mas, pero enfatizan que Dios es la única fuente de toda sabiduría y entendimiento. Hacia este fin nos informa el salmista en el Salmo 119:105 que la palabra de Dios es lumbrera a nuestro camino. Aquí el concepto de “luz” se basa sobre la percepción y el entendimiento Ganado cuando la oscuridad se disuelve y la luz revela. Este concepto se entiende mas claramente en Juan 3:19: “...los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.” La luz, en el campo espiritual, expone y provee entendimiento y pureza, mientras que lo opuesto a la luz (la oscuridad) esta diseñada a esconder, engañar, matar y encubrir la maldad.

 

   Jesús vino a dar vida. Y la vida era la luz de los hombres (Juan 1:4). Tal como Él es la luz del mundo (Juan 8:12), Él nos llama a ser la luz del mundo (Mat. 5:14). Él nos llama a ser reflectores a mundo oscurecido, ¡transmitiendo a través de nuestras vidas la verdadera luz del eterno Hijo de Dios! ¡Es nuestro deber el resplandecer para que todos los hombres vean la Gloria de Cristo! ¡Que la vida que vives sea una lámpara a los caminos de otros!

 
La Vida En Cristo
La Luz del Mundo

 

Texto:                            Hechos 13:47

"...porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: “Te he puesto para luz de los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra”."

 

Tema:

¡La vida en Cristo es luz resplandeciente! ¡Es una fe llamativa que triunfa en Dios y regocija en Su santo nombre! David era conocido como la lámpara de Israel (2 Sam. 21:17) ¡y de versa era luz resplandeciente! Él sabía que su luz era como la luz de la luna--prestada. La luz que se ve en él viene de Dios. Por esta razón él decía “¡el Señor es mi luz!”. ¿Eres tu una luz resplandeciente, reflejando la luz de Dios en tu vida? ¿Ven los hombres la luz de Dios en ti?

 

Aplicación:

 

Sugerencias Practicas:

1. ¡Se una influencia positiva a los que están a

    tu alrededor! Se como una luz en lo oscuro,

    ¡ofreciendo animo y esperanza!

2. ¡Deja que el Espíritu te use! ¡Busca lo que

    glorifica a Dios! ¡Lee y aplica las enseñanzas

    del Espíritu en tu vida y en todas circunstancias

    déjalo trabajar en ti!

3. ¡Llama a los hermanos y anímalos!

    ¡Ora con ellos por teléfono!

4. ¡Dile a otros sobre las buenas nuevas!

     ¡Se la luz de la salvación que Jesús te

     llama a ser!

5. ¡Pídele al Señor que brille en ti y en todo lo

     que digas y hagas! ¡Pídele ser un instrumento

     de Su paz y amor.

6. Deja que tu amor a Jesús sea evidente, especial-

    mente a los que están en el Reino de Dios!

 

¡Que el Señor te bendiga grandemente!


 

 

 

 

SERMÓN

La Luz del Mundo

 

 I. La Luz Física

 

  A. Sostiene vida

   1. Dios creó la luz (Gen 1:3)

   2. Después vinieron seres vivientes (Gen 1:20)

   3. Verdades biológicas

       a. Toda criatura depende de la luz del sol

           directa o indirectamente.

       b. Aprendemos por lo que nos revela la luz

       c. Nos afecta sicológicamente

  4. En el campo espiritual: Juan 1:4,5

      a. Le da vida al pecador penitente

      b. Nos enseña la verdad por revelación

      c. Afecta a los que “ven” la luz

 

 B. El Rey David: ¡La Lámpara de Israel!

 

  1. 2 Samuel 21:15-17

     a. Su reputación viene de:

        i) Su devoción a la nación de Israel

            --Era de edad avanzada y todavía

               peleaba contra los Filisteos

        ii) era leal al Señor en su testimonio

            y en su alabanza: no fue idolatra

        iii) Confesaba a Dios como su fuente

           de luz (Salmo 27:1)

 

 C. El Cristiano: La Lámpara de Cristo

 

  1. Mateo 5:14-16

      a. Somos la luz, ¡iluminados por Cristo!

      b. ¡La señal de una fe activa es el ejemplo

           (luz) que damos en toda ocasión!

             -- Una ciudad en un monte se puede ver

             -- ¡Un foco brillante penetra la oscuridad!  

      c. Lucas 11:35—¡Encárgate de no ser una

                           luz oscura!

 

II. Conclusión:

¡Las Lámparas fieles nunca se apagan!

 

Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas, a perpetua eternidad. Daniel 12:3

CHARLA

Introducción:

¿Comprarías alguna vez una bombilla rota o de color negro? ¿Por qué? ¿Cuál seria el resultado? ¿Qué harías con semejante bombilla?

 

¡Encárgate!                           Lucas 11:33-36

 

1. ¿Por qué es tonto el esconder una luz brillante?

     ¿Para qué se usa la luz?

 

2. Lee Juan 1:4-5. ¿Qué trae la luz de Cristo a los

    hombres? ¿Quien es esta “luz” y que es esta “luz”?

 

3. ¿Qué significa la frase “la luz en las tinieblas

     resplandece”? ¿Y la frase “las tinieblas no

    prevalecieron contra ella”?

 

4. Leamos otra vez Lucas 11:33. ¿Qué significa

    lo siguiente en el versículo 33?

       a. ¿La luz?

       b. ¿El almud (canasto)?

       c. ¿El candelero?

 

Enfoque:

 

1. ¿Cómo se relaciona el vs 33 con Jesús? ¿Cual

    era su propósito en “brillar”? ¿Cual debe ser nuestro

    propósito en “brillar”?

 

2. Lee Lucas 11:34-36. ¿Responderán todos

   adecuadamente a la “luz”? Por lo tanto, ¿debemos

   esperar que todos respondan favorablemente

   cuando brillemos?

 

3. ¿Como es que el “ojo es la lámpara” de tu

     cuerpo? ¿Que quiere decir Jesús con “todo tu

     cuerpo esta lleno de luz”?

 

4. ¿A qué nos motiva Jesús hoy día? ¿Qué tipo de luz

    debemos ser?

 

Práctica:

 

Oremos para que seamos luces brillando en lugares oscuros. ¡Oremos que la luz del Señor brille a través de nosotros en cualquier y todas las circunstancias de nuestra vida!

 

 

Meditaciones para esta semana:

Asi alumbra tu luz...

LUNES

Siendo un discípulo de Jesús, un Cristiano, significa vivir una vida dinámica¾solo posible con y por el Espíritu Santo quien recibimos cuando nos bautizamos. Significa poner Sus enseñanzas en practica, no solo diciendo “¡Amen!” durante la predicación los domingos, o estando de acuerdo con tu mentor sobre lo que necesitas hacer en tu vida, o ser humilde y sumiso en frente de la iglesia. Las convicciones que se están formando adentro de ti necesitan ser expresadas por tus hechos. El Señor debe ser glorificado por lo que haces, no solo por lo que dices o crees. Lee Santiago 2:14-18. ¿Es suficiente solo saber que hacer? ¿Es suficiente el solo creer intelectualmente? ¿Qué pasa si tu fe no es acompañada de hechos (acciones)? ¿Cómo se manifiesta tu fe ante los hombres? ¡Recuerda a Noe! Su convicción era evidente porque construyo el arca. El arca era el testimonio de su fe. Escribe Efe. 2:10 en una tarjeta y memorízatelo. Recuerda: no somos salvos por fe mas obras, ¡sino por una fe que obra!

 

MARTES   Siendo Luz en tu trabajo...

“Nuestra luz debe brillar, al hacer buenas obras que puedan ver los hombres. Lo que esta entre Dios y nuestras almas, lo debemos guardar en nosotros mismos; pero lo que esta abierto a los ojos de los hombres, debemos estudiar para hacerlo adecuado a nuestra profesión, y digno. Nuestra meta es glorificar a Dios.”¾Mateo Henry  A lo mejor tu crees que tienes una profesión de algún tipo. Serás trabajador en alguna empresa, o un maestro, doctor, abogado, secretaria, contable, o estudiante. ¿Pero has pensado que eres mensajero de las “buenas nuevas”? ¿Un mensajero de Dios? ¿No es eso lo que en realidad eres si eres un discípulo de Jesús? Lee Mat. 5:16. ¿Cuales son estas buenas obras? ¿Haces el esfuerzo para compartir estas buenas obras con tus compañeros de trabajo? ¿Cuál es el propósito en compartir estas buenas obras, glorificarte a ti mismo? Escribe Rom. 13:12 en una tarjeta y memorízatelo. No solo hagas tu trabajo en tu trabajo; ¡recuerda hacer el trabajo de Dios también! Conoce tus compañeros de trabajo (y de escuela) que no has conocido. Encárgate de brillar y guiarlos al Señor.

 

MIÉRCOLES  Siendo luz a los forasteros...

Al hacer tus quehaceres diarios, te tropiezas con varias personas. En el trabajo, en el supermercado, en la escuela, en la carretera, y hasta en el Internet bregas con mucha gente. ¿Cómo puedes hacer una impresión efectiva en esta gente? ¿Dejas la huella de tu impresión sobre ellos o la de Jesús? Lee 2 Co. 4:5. ¡Conviértete en su sirviente! ¿Cuantas personas que conoces te han dicho que quieren ser tu sirviente? Recuerda que Jesús vino a servir, ¡no a ser servido! Lee 1 Co. 9:16-23. ¿Cuál era el motivo de Pablo cuando predicaba el evangelio? Busca lo que movía a Pablo a predicar en 2 Co. 5:14-15. ¿Cómo trataba Pablo de ganar a la gente al evangelio? ¿Buscaba Pablo únicamente asociarse con la gente o buscaba el relacionarse con la gente profundamente? El envolverte en la vida de tus compañeros de trabajo y de los forasteros que conoces toma mucho tiempo y esfuerzo. ¡Sé paciente y sirve!

 

JUEVES  Siendo Luz en las convivencias...

¿No te diviertes en la reuniones de la congregación? ¿No es una bendición el estar unidos a la gran familia de Dios? Es una bendición el estar en un ambiente tan sanador. El cuidado que tenemos entre nosotros y el amor que nos enseñamos es la luz más brillante que pueda brillar en este mundo tan entenebrecido. Lee Juan 13:34-35. “El mundo entero debe distinguir a los discípulos de Cristo no por grandes y majestuosas obras, sino en la clase de amor que exhibía Jesús como se podía ver en las obras de amor y preocupación de Sus discípulos.”¾La Biblia del Creyente. Algunas veces, nuestras actitudes nos emboscan por el orgullo y la vanidad. Nuestra luz mengua, y se vuelve fría (como la luz fluorescente) porque quieres que te sirvan o te crees mejor que otros. Lee 1 Juan 2:9-11. ¿Puedes estar en la luz y odiar a tu hermano? Ten en mente que el odio es simplemente lo opuesto al amor (Mira 1 Co. 13:4-7). ¡Encárgate de caminar en la luz! Escribe 1 Tes. 5:5-6 en una tarjeta y memorízatelo. ¿Has animado a alguien en el día de hoy?

 

VIERNES  Siendo Luz en Casa...

La prueba del verdadero discipulado es como brilla tu luz en tu hogar. A lo mejor vivas con padres inconversos, o estés en un yugo desigual, o tus hijos sean perversos; o tal vez vivas con otros creyentes o con un cónyuge creyente. Cualquiera que sea tu situación, estas personas te ven en tus mejores y peores momentos. Si es difícil ser un disci0pulo cuando todo marcha bien, ¡¿imagínate entonces cuando no te sientas bien o cuando sientas que se te desploma todo?! ¿Cómo cargas tu luz cuando estas enfermo? ¿O cuando estas deprimido? ¿O cuando estas enojado? ¿Y cuando estas preocupado, lleno de ansiedad? Lee otra vez Mat. 5:14-15. Jesús primero te compara con una ciudad en un monte, una luz para los que están lejanos a ti, para que los atraigas al Señor. Próximamente, ¡te compara con una luz que alguien usa en una casa! En tu casa, ¡pon esa luz en un candelero! Asegúrate que sea un a luz verdadera. Lee Lucas 11:35-36. ¿Hay alguna oscuridad en la luz? ¿Hay alguna oscuridad en ti? Recuerda 1 Juan 1:7-10!) Escribe Salmo 37:6 en una tarjeta y memorízatelo.