Nuestra Relación con Dios El Cuerpo de Cristo Nuestra Transformación Nuestra Disposición La Vida en Cristo El Corazón de Dios La Ley Real La Batalla Espiritual



PERSPICACIA
 
Siendo cristianos, es importante para nosotros el crecer en el conocimiento y la imagen de Cristo. El hombre tiene una tendencia natural a salirse del camino de Dios y ser flojo en su fe. Desde el principio esto es un problema con el hombre: En el capítulo tres de Génesis vemos cómo Adán y Eva desobedecen a Dios al comer de la fruta prohibida -- un acto que trajo la muerte a toda humanidad. En el capítulo 32 del Éxodo, vemos al pueblo de Dios, Israel, profanándose a sí mismo al seguir otros dioses. Hasta Aarón, el sacerdote designado por Dios, (Ex. 28:1), tomó parte en este pecado idólatra. 

Isaías tenía razón cuando dijo “Todos nosotros nos perdimos como ovejas, siguiendo cada uno su propio camino...” Isa. 53:6  Por esta razón, necesitamos familiarizarnos con Cristo y Sus enseñanzas, para hacer las cosas que promueven la bondad de Dios en nuestra vida. Como dijo el escritor hebreo: “Hermanos, cuídense de que ninguno de ustedes tenga un corazón tan malo e incrédulo que se aparte del Dios viviente. Al contrario, anímense unos a otros cada día, mientras dura ese “hoy” de que habla la Escritura, para que ninguno de ustedes sea engañado por el pecado y su corazón se vuelva rebelde.” Heb. 3:12, 13 

Vamos a encargarnos que nosotros no nos alejemos de Dios por el engaño del pecado. Continuemos sujetándonos a la Palabra para crecer en semejanza a Cristo. El Espíritu nos dice a través de nuestro hermano Pablo, “Ustedes, como hijos amados de Dios, procuren imitarlo. Traten a todos con amor, de la misma manera que Cristo nos amó y se entregó por nosotros, como ofrenda y sacrificio de olor agradable a Dios.” Efe. 5:1-2

Por lo tanto, vamos a encargarnos de conocer al que murió en la cruz por nuestros pecados. Vivamos vidas aceptables y agradables a nuestro Salvador, Jesucristo.

 

Nuestra Relación con Dios
Estudio Bíblico: Escuchando a Dios

Texto:                                   Efesios 5:8-9
Ustedes antes vivían en la oscuridad, pero ahora, por estar unidos al Señor, viven en la luz. Pórtense como quienes pertenecen a la luz, pues la luz produce toda una cosecha de bondad, rectitud y verdad.

Tema:
Como cristianos, nuestra prioridad es estar radicados en el estudio personal y productivo de la Biblia. Sólo al ejercer "la espada del Espíritu" (Efe. 6:17) somos capaces de soportar los planes malvados de Satanás. Permaneciendo en la Palabra de Cristo es la mejor manera de protegernos contra las enseñanzas falsas. La Biblia nos enseña que algunos pasajes son difíciles de entender (2 Pedro 3:16), pero no imposibles (2 Cor. 1:13). Por eso nos debemos de esforzar para ser estudiantes de la Palabra y aprender las caminos del Señor.

Aplicacion:

Sugerencias prácticas:
1. Comprométete a estudiar la Biblia 
diariamente a una hora específica.
2. Escribe en una libreta todas tus preguntas
o convicciones a medida que vayas 
haciendo tus estudios.
3. Participa regularmente en clases bíblicas.
4. Comienza tus estudios en el Nuevo
Testamento hasta que estés bien familia-
rizado con el, y después pasa al Viejo.
5. Estudia un libro a la vez, no saltes de
libro en libro.
6. Memorízate un pasaje bíblico por semana
y repasa los que has aprendido antes. 

¡¡¡Que Dios te bendiga grandemente!!!


SERMÓN


I. El Viejo Testamento como Tutor
  A. Romanos 15:4
   1. Cosas escritas para enseñarnos
   2. Nos dan esperanza
  B. 1 Corintios 10:6,11
   1. AT tiene ejemplos para que no sigamos
       nuestros corazones
   2. Estos ejemplos son advertencias

II. El Recuerdo de Dios para Israel
  A. Deuteronomio 8:2-3
   1. Repaso de la bondad de Dios
     a. Él es nuestro Salvador (vs 14b)
     b. Él es nuestro Líder (vs 15)
   2. No se olviden de Él
   3. Su Palabra es comida para el alma

III. El Ejemplo de Jesús al Cristiano
  A. Mateo 4:4,7,10
   1. Usa la Palabra para derrotar el diablo
     a. La Palabra vence la debilidad
     b. La Palabra establece confianza
     c. La Palabra establece dedicación

IV. La Exhortación de Pablo
  A. Colosenses 3:16
   1. Deja que la Palabra abunde en ti
     a. Para que enseñes con sabiduría
     b. Para que exhortes con sabiduría
     c. Para que cantes con gratitud
   2. Deja que la Palabra permanezca en tu
       corazón
   3. Deja que la Palabra de guíe

CHARLA
Introducción:
¿Si hicieras una lista de las cosas más importantes para sobrevivir, qué escribirías? ¿Cuál de ellas considerarías de mayor importancia?

¡Encárgate!                 1 Pedro 2:1-3
1. ¿Cómo debemos desear esa leche?
2. ¿Qué significa leche espiritual?
    Explica tu respuesta.
3. ¿Por qué el pasaje usa los niños recién 
    nacidos
como ejemplos para el deseo de la 
    leche espiritual? 
4. ¿Cuáles son los síntomas de un bebe 
    enfermizo?
    ¿Y de un Cristiano enfermizo?
5. Si somos salvos cuando obedecemos
    el evangelio, ¿por qué dice"...para que por
    medio de ella crezcan y tengan 
    salvación"
? ¿Qué tipo de crecimiento es el
    que necesitamos? ¿En qué debemos crecer?

Enfoque:
1. En escala del 1 al 5, ¿cuan importante
   es la comida para ti? (1: menos importancia;
   5: mas importancia)
2. En escala del 1 al 5, ¿cómo clasifica la 
   Palabra de Dios en tu vida?
3. ¿Qué tipo de crecimiento has 
   experimentado desde que gustaste
   la bondad del Señor?
4. ¿Viene el crecimiento sólamente a través
   de leer o escuchar la Palabra? Explica.

¡Práctica!
Así como deseamos con ansia el alimento cuando tenemos hambre, debemos desear fervientemente la leche del Señor. ¡Determinemos, por lo tanto, desear seriamente la leche espiritual pura!


 

Meditaciones para esta semana:

ESCUCHANDO A DIOS

LUNES
Lee Deuteronomio 8:3. ¿Qué enseñaba Dios a Israel? ¿Cómo aplica esta enseñanza a ti hoy día? Anota tus pensamientos sobre los siguientes pasajes: Job 23:12; Salmo 119:103; Jeremías 15:16; Mateo 4:4; 1 Pedro 2:2. Escribe Mateo 4:4 en una tarjeta, llévala contigo y reflexiona sobre lo escrito.    

MARTES
Lee Salmo 119:97-104. Busca el significado de la palabra meditar en un diccionario bueno. ¿Qué significa? ¿Qué atributos poseyó el salmista como resultado de meditar en la palabra de Dios? ¿De que le sirve al Cristiano meditar sobre la Palabra de Dios? Anota tus pensamientos sobre los siguientes pasajes: Salmo 19:7-11; 119:105; Romanos 15:4; 2 Timoteo 3:16-17. Escribe Salmo 119:105 en una tarjeta, llévala contigo y reflexiona sobre lo escrito.    

 

MIERCOLES
Lee 2 Timoteo 2:15. ¿Cómo debes presentarte ante Dios? ¿Qué debes usar (manejar) bien? ¿Qué clase de trabajador es uno “avergonzado”? ¿Qué clase de "obrero" es usted? Este pasaje comienza con spoudazo, palabra griega que significa ser diligente, para trabajar o estudiar. La palabra no sólo se debe leer, sino también estudiarse (busca el significado del verbo estudiar). Debemos esforzarnos para ganar el conocimiento y la comprensión de las Escrituras. Ora para obtener la sabiduría y la comprensión; haz preguntas con respecto a versículos difíciles de entender; usa referencias y busca todos los argumentos, las concordancias y otras ayudas que puedan ayudar a incrementar tu entendimiento. Anota tus pensamientos sobre los siguientes pasajes: Hechos 17:11 (busca el significado del verbo examinar); 2 Timoteo 3:16-17—haz enfoque en el verso 17; 1 Pedro 3:15. Escribe 2 Timoteo 2:15 en una tarjeta, llévala contigo y reflexiona sobre lo escrito.    

 

JUEVES
Lee Santiago 1:22-25. ¿Debemos solo estudiar la Biblia? ¿Qué debes hacer al aprender la Palabra? ¿Escuchas únicamente la palabra de Dios? ¿Si ése es el caso, qué puedes hacer para cambiar eso? Anota tus pensamientos sobre los siguientes pasajes: Josué 1:8; Mateo 7:21-27; Juan 8:31-32. Escribe Santiago 1:22 en una tarjeta, llévala contigo y reflexiona sobre lo escrito.  

   

VIERNES
Lee Colosenses 3:12-16. Pablo les dice a los Efesios que se vistan de las virtudes cristianas; entre ellas la compasión, la bondad, la humildad, gentileza, y la paciencia. Para tener estas cualidades, los hermanos fueron alentados a hacer lo siguiente: revestirse de amor, someterse a la paz de Cristo, estar agradecidos y permitir que la palabra de Dios more ricamente en ellos. Concéntrate en el versículo 16. ¿Te encuentras necesitado de una o más de estas virtudes? Anota esas virtudes que te hacen falta o que estén débiles en ti. ¿Cómo puedes reforzar estas virtudes en tu vida? ¿Qué pasa cuando la palabra de Cristo mora débilmente en ti? ¿Qué puedes hacer para promover que la palabra more ricamente en ti? Anota tus pensamientos sobre los siguientes pasajes: Deuteronomio 6:5-6; 11:18; Salmo 119:9-11; Santiago 1:21. Escribe Salmo 119:11 en una tarjeta, llévala contigo y reflexiona sobre lo escrito.