PERSPICACIA

 

   Todos pasamos por problemas en nuestra vida. La Biblia nos enseña como la gente y los países sufren experiencias de distintas formas y por variedad de razones. La maldad esta en todos lados en este mundo pecador, y por eso hay mucho sufrimiento. Las escrituras presentan múltiples perspectivas sobre el sufrimiento. Puede que llegue como castigo por inmoralidad. Los malvados seguramente sufren por sus errores (Salmo 7:15-16), aunque se vean prósperos por un tiempo (Job 21:28-33). El sufrimiento ocurre también por alejarse de la Palabra de Dios (Mal. 3:7-15).

   Cuando vemos a los justos sufrir, debemos considerar a Dios, quien envió a Su único hijo a un mundo malvado. Los escritores del Nuevo Testamento incorporaron los sufrimientos de Cristo en sus propias vidas. El propósito y la necesidad del sufrimiento en la vida del Hijo de Dios (Mat. 16:21) los ayudó a vencer sus propias dolencias. Los Cristianos del primer siglo rápido reconocieron lo inevitable de su sufrimiento. Así como Cristo sufrió, ellos seguirían en sus pasos (Hechos 14:22; 1 Ped. 4:12-13). Continuando en la misión de Cristo, nosotros incurrimos tribulación (Marcos 13:12-13) porque el mundo rechaza a los discípulos tanto como rechazo al Señor (Juan 15:18). ¡El sufrir por Jesús es contado como privilegio por los que lo aman! (Hechos 5:41)

   El Nuevo testamento también nos enseña del tipo de sufrimiento que ocurre por vivir adecuadamente. Estas pruebas nos maduran en la fe (Santiago 1:2-4). Con paciencia soportamos estas pruebas porque sabemos que Dios esta trabajando en nuestras vidas (Rom. 8:28-29). Nos fortalecemos espiritualmente a través de estas pruebas (Heb. 12:11). Por lo tanto, se paciente en la aflicción (Rom. 12:12), porque las aflicciones presentes no se comparan con la gloria venidera que espera al fiel seguidor de Cristo (Rom. 8:17,18). ¡Deja que el poder perfecto de Dios obre en ti en todas tus aflicciones! ¡Amen!

La Vida en Cristo

Venciendo la Aflicción

 

Texto:                   1 Pedro 1:6-7

"Por lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que, sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro (el cual, aunque perecedero, se prueba con fuego), sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.

 

Tema:

El cristianismo nunca promete una vida libre de problemas en la Tierra. Todos debemos experimentar varias pruebas durante nuestra vida. Pero mantén esto en mente: Las pruebas no están diseñadas para destruirnos, sino para reforzarnos. Son diseñadas para probar nuestra fe. La fe probada vale más que el oro probado. ¡El oro perecerá eventualmente en las llamas, pero la fe que se refina nunca fallará! ¡Permite que tu fe sea la clase de fe que aguanta y tiene como resultado el elogio, el honor y la gloria después que haya sido refinada!  ¡Cristo vendrá pronto a traernos paz eterna! ¡En esto nos regocijamos y aguardamos con ansia Su regreso! ¡AMEN!

 

Aplicación:

Sugerencias Practicas:

1. ¡Orad sin cesar! ¡Se fiel en tus oraciones

   cuando enfrentas pruebas! ¡Ora que el

    Señor tenga la Victoria sobre tu situación!

2. ¡Convive! Es importante buscar el

    ánimo que viene de la iglesia. Deja que

    Dios la use para ayudarte en tus pruebas!

3. ¡Se agradecido! Dale gracias a Dios en

    todas circunstancias.

4. ¡Confía en Dios! ¡El te cuida! Ponlo todo

    y déjalo todo en Sus manos!

 

¡Que Dios te bendiga grandemente!
 

SERMÓN

¡Venciendo la Aflicción!

 

I. Job, El Siervo Fiel de Dios

 A. El Escenario

   1. Capitulo 1:1-5

       a. Era un hombre perfecto y recto

           --Temía a Dios y se apartaba del mal

            (see Prov. 16:6)

       b. Era un hombre prospero

           --Tenia una gran familia

           --Tenia riquezas

           --Su familia era alegre

 B. La Prueba

   1. Capitulo 1:6-12

      a. Entra el Acusador (lit., el satán)

            --Satanás acusa a Job de ser motivado

              por bienes materiales

            --Satanás lo llama hipócrita

      b. Dios le permite probar la fe de Job

 

   2. Capitulo 1:13-20—1era Prueba: Ataque

       material

       a. Matan a los criados y se llevan el ganado

       b. Otros siervos y Ganado mueren en el

           fuego

       c. Otros enemigos matan criados y se roban

           el ganado

      d. Sus hijos mueren cuando una tormenta

          destruye el hogar

      e. Job esta molesto pero mantiene su lealtad

 

   3. Capitulo 2:1-10—2nda Prueba: Ataque a

       la salud

       a. ¡Tenia lagas de pies a cabeza!

       b. Su mujer dice, ¡maldice a Dios y

           muérete!

       c. Job acepta lo bueno con lo malo

  4. Capitulo 42:12f

      a. Job es premiado por su fe: probo ser

          pura y refinada

 

II. Conclusión

Santiago 5:10-11

 --¡Afírmate y espera con paciencia en el Señor!

 --Aprende de la actitud de Job y del resultado

      de su fe en las pruebas

 

CHARLA

 

Introducción:

¿Has perdido algún familiar, trabajo, u otra cosa o persona que te haya afectado tu vida? Cuenta lo que pasó y como te sentiste.

 

¡Encárgate!                      Job 1-2; 42:12f

 

1. Lee el capitulo 1. ¿Qué tipo de hombre era Job?

    Describe su persona, vida y familia.

 

2. ¿De que acuso Satanás a Job?

 

3. ¿Por qué se permitió a Satanás el atormentar a

    Job? ¿Cuál era el propósito?

 

4. ¿Cómo respondió Job ante los desastres que

    enfrentó?

 

5. ¿Se afectó su relación con Dios?

 

6. Lee el capitulo 2:1-10 ¿Cuál fue la acusación

    de Satanás en este instante?

 

7. ¿Cómo razono Job su situación?

 

Enfoque:

 

1. Lee el capitulo 42:12-17 ¿Qué gano Job de

    esta experiencia terrible?

 

2. ¿Cómo se relaciona esto al Cristiano hoy día?

 

3. ¿Como debemos pensar sobre nuestras pruebas

     y tribulaciones?

 

4. ¿Qué quiere Satanás que tu hagas cuando pasas

    por estas pruebas? ¿Y Dios?

 

 

Práctica:

 

Oremos para que nuestra fe, cuando es probada, que se pruebe genuina. Oremos que podamos glorificar a Cristo en toda circunstancia, ¡confiando en Él a través de toda aflicción!

 

Venciendo la aflicción...

 

LUNES

La aflicción es parte de la existencia humana. Te puedes dejar amargar por ellas si te enfocas en su impacto negativo, o las puedes vencer y mejorar como siervo de Dios. Jesús nos enseña a vencer usando estas aflicciones como eventos hacia el progreso de nuestro gozo, esperanza y una fe madura. Esta semana examinaremos tres cosas que debes mantener en mente cuando se trata de las aflicciones en tu vida: (1) Dios ve, sabe, y te rescata de tus aflicciones (Salmo 31:7-10)  (2) Son temporeras (2 Co 4:17; Salmo 37:23-24)  (3) Mantienen nuestro enfoque en lo eterno (Salmo 119:67-73; 2 Co 4:16-18)  Escribe Salmo 34:19 en una tarjeta y memorízatelo. Llama a un hermano que esta pasando por aflicción y consuélalo como el Señor te ha consolado a ti.  Que tu conversación este sazonada con gracia y sabiduría.

 

MARTES

El apóstol Pedro resume Isaías 53:3-8 cuando anima a los hermanos en 1 Pe. 2:20-25. Jesús es nuestro modelo de sufrimiento. Como Obispo y Pastor de tu alma, ye llama a seguirlo en estas cosas cuando te afliges:  (1) No amenaces; no maldigas. No devuelvas mal por mal (1 Pe. 3:9-12).  (2) Encomiéndate al cuidado del Señor (Juan 14:1-3).  (3) Trae sanidad y consuelo a los que sufren en tu aflicción (Mat. 25:34-46).  Escribe 1 Pe. 2:21 en una tarjeta y memorízatelo. ¿Has ayudado a algún forastero o diambulante necesitado? ¿Has visitado a los que están en la cárcel? Has animado o ayudado a alguien enfermo o en gran necesidad? Sé sobrio en espíritu y salado en tus acciones¾¡sal y HAZ LA DIFERENCIA!

 

MIÉRCOLES

Jesús fue controlado por el amor de Dios, no por las circunstancias que lo rodeaban. Glorifico a Dios usando Su vida para hacer la diferencia en la vida de otros¾no se dejo usar por la vida. Lee Rom. 12:12-21. Para vencer las pruebas y las aflicciones como cristiano debes:  (1) Siempre orar (2) Consuela a los que ves en aflicción (3) persevera pacientemente confiando en el Señor (4) Cultiva una actitud positiva de gozo, en esperanza y humildad; no vengativa y amarga.  Esto lo puedes si dejas que el Consolador (Gr: Parakletos: consolador, defensor) te consuele y te guíe (Juan 14:15-18). Escribe Rom. 8:28 en una tarjeta y memorízatelo.  "No seas vencido por lo malo, sino vence el mal con el bien."¾Romanos 12:21

 

JUEVES

Encomendarte a Dios requiere que veas mas allá de lo físico que te rodea y te enfoques en la realidad espiritual que te impregna y transciende el tiempo y el espacio. Tus aflicciones solo pueden afectar la dimensión física. No dejes que se afecte tu parecer espiritual. Lee Heb. 4:15-16. ¿Por qué podemos acercarnos a Dios con confianza? ¿Has estado dispuesto a encomendarte a un amigo tan fiel y manso como Jesús? Lee 2 Co. 4:16-18. ¿Cómo consideras tus aflicciones al compararlas con las de Jesús? ¿Te desmayaras (desanimaras) si te enfocas en tu renovación interna (espiritual)? Si te enfocas en tus circunstancias externas, ¿te desanimaras? ¿Por qué? ¿Tu idea de ser feliz tienen que ver con la comodidad física o te regocijas en la gloria eterna que opaca cualquier problema o aflicción que sufres en la tierra?  Escribe Santiago 1:12 en una tarjeta y memorízatelo. Llama al hermano que llamaste el lunes. Anímalo con la meditación de hoy.

 

VIERNES

David pasó por muchas pruebas y aflicción durante su vida. Lee Salmo 94:19-22. Siempre se acordaba del Señor en sus momentos de prueba y se consolaba al pensar que podía confiar en el cuidado del Señor. Jesús, tu Señor y Maestro, sufrió la cruz (Heb. 12:2-4) porque Su deseo es darte la vida eterna. Si Su promesa de vida eternal te ha dado consuelo no tendrás deseo más grande que consolar a los afligidos y necesitados que conoces. Lee 2 Co. 1:3-7. Aquí se habla del cristiano que se ha dejado madurar por Dios a través de pruebas y aflicción. Escribe Salmo 119:50 en una tarjeta y memorízatelo. Si tu consuelo descansa sobre las promesas de Dios, tu gozo rebosara y consolara a quines están a tu alrededor.