PERSPICACIA

 

   Uno de los ingredientes principales en tener una relación acertada es aprender a cómo reconciliarse rápidamente con las diferencias que surgen. La Biblia enseña que la reconciliación es el proceso que reúne a Dios y al hombre. Dios y el hombre han estado enajenados, debido al pecado del hombre (Isaías 59:2). Pero Dios mostró su amor por nosotros al darnos a Su hijo como herramienta de reconciliación. Con el sacrificio de Cristo, el pecado del hombre está reparado y se apacigua la ira de Dios. Así, la relación de hostilidad y de enajenación se cambia por una de paz y convivencia espiritual. Dios dio un ejemplo muy valioso cuando decidió darnos a Su unigénito por nosotros (Juan 3:16). Él nos mostró la importancia de la relación amorosa. Dios tomó la iniciativa para restablecer nuestra relación con él aunque él no fue el que inicio la separación. "21 También a vosotros, que erais en otro tiempo extraños y enemigos por vuestros pensamientos y por vuestras malas obras, ahora os ha reconciliado. 22 en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprochables delante de él" Col 1:21-22.

   En 2 Corintios 5:17-20, vemos que Dios nos da el ministerio de la reconciliación. Por lo tanto, de la misma manera que Dios se humilló para restaurar nuestra relación con Él, así debemos de hacer con nuestros hermanos, hermanas, maridos, esposas, familiares y amigos. ¡Debemos aprender a edificar no destruir! ¿Cómo crees que Dios se siente cuando no podemos resolver nuestras diferencias? Entiende; Dios reconoce que sucederán discusiones, hasta entre los elegidos de Dios, que son santos y queridos. Es  nuestro deber como cristianos perdonarnos en tales casos. Para lograr esto tenemos que hacer dos cosas: Lo primero es revestirnos de amor; “Sobre todo, vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.”(Col 3:14). Lo segundo es someternos a la autoridad de la paz de Dios: “Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo. Y sed agradecidos.” (Col 3:15)  Como miembros de un cuerpo, somos llamados a estar en paz el uno con el otro. ¡Debemos ser agradecidos!  Nuestro trabajo de agradecimiento en Cristo es un trabajo dulce y agradable que nos ayuda a manifestar la dulzura y amabilidad hacia todos los hombres de parte de Dios.

La Ley Real: Lazos Cariñosos

El Ministerio de la Reconciliación

 

Texto:                              Mateo 5:9

 

"Bienaventurados los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios."

 

Tema:

Los pacificadores son los que dedican sus vidas a hacer  paz por el ejemplo de Cristo Jesús, el príncipe de paz. El ser pacificador implica esforzarse y tener por meta el siempre estar en paz, por parte nuestra, con todos los hombres (Rom. 12:18-21). También implica ayudar a otros a encontrar la paz con Dios mediante nuestra proclamación del evangelio de paz (Rom. 5:1; Efe. 6:15). Como pacificadores somos llamados a ser la luz del mundo y ser ejemplos de cómo debemos vivir la vida. Por lo tanto, ¡seamos prontos a reconciliar nuestras diferencias porque el reino de Dios nos aguarda!

 

Aplicación:

Sugerencias Prácticas:

1.      Ora. Si estás luchando con una mala actitud con tu hermano o hermana, pide a Dios que te ayude a resolverla. Él está dispuesto a ayudarte.

 

2.      ¡Escucha! Aprenda a escuchar. ¡Toma el tiempo para oír y entender por qué la persona se siente lastimada y determina ser parte de la solución!

 

3.      ¡Humíllate! Aprenda a admitir cuando estás incorrecto. Mientras más rápido te humilles y admitas tu mal, más rápido serás capaz de hacer las paces.

 

4.      ¡Edifica! Dios nos enseña que no es lo qué entra por la boca lo que nos hace impuros, sino lo qué sale por la misma. Por lo tanto, al hablar, esfuérzate siempre por hablar lo que anima y edifica.

 

¡Que el Señor te bendiga ricamente!

 

SERMÓN

Superando el Destructor

 

“Si en verdad cumplís la Ley suprema, conforme a la Escritura: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo», bien hacéis; pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado y quedáis convictos por la Ley como transgresores...” James 2:8-9

 

La Practica de la Relación Amorosa

 

I.          Semana Pasada: Estableciendo Lazos Cariñosos

 

   1. Honor: El comienzo... (Rom. 12:10)

   2. Alimento: Cuatro Elementos Necesarios

       a. Compromiso

       b. Conversación Significativa

       c. Convivencia Significativa (Hechos 2:42)

       d. Necesidades Físicas: Tacto Significativo

 

II.  Restaurando Relaciones Débiles

 

  A. Como Detectar la Erosión

       1. Composición del Ser Humano

           a. Espíritu, alma (el hombre interior; nuestro ser)

           b. Mente, Corazón (las emociones, la voluntad)

           c. Cuerpo, Carne (hormonas, piel, etc.)

       2. Nuestra relación es en tres partes con todos

       3. Podemos herir el espíritu de otros

           a. Bromear jocosamente, palabras ásperas,
               honrado otra cosa que no sean ellos, etc.

           d. Reacción: espíritu cerrado, voluntad dura,

                   tacto ausente

               -- están en desacuerdo con lo que dices

               -- se enajenan y/o se mantienen silenciosos

  B. ¿Cómo restauro la relación?

       1.  Aprende a abrir el espíritu de la persona

            a. Aprende a ser flexible (humíllate; se cariñoso)

            b. ¡Pregunta que pasa y escucha cuidadosamente

                su respuesta!

            c. Si tienes la culpa, busca el perdón del otro

            d. ¡No argumentes!

            e. Acércate y haz contacto (abraza, besa, etc.)

 

Conclusión: Busca la Paz (Rom. 14:19)

   1. El Reino de Dios trata de Paz (Rom. 14:17)

   2. ¡La ira puede causar el pecado y la apostasía!

   3. ¡Nuestro taller es la reconciliación!

       (2 Cor. 5:18)

CHARLA

 

Introducción:

¿Has sido lastimado por una persona que amas? ¿Qué fue lo que te hirió y como respondiste?

 

¡Encárgate!                             Mateo 18:1-7

 

1. Antes de establecer una relación con el Señor y Su pueblo, ¿qué debemos ser? ¿Por qué?

 

2. Enumera las características de una persona humilde. ¿Cómo se manifiesta la humildad?

 

3. ¿Qué tipo de relación debemos tener con los santos del Reino?

 

4. ¿A quién debemos tenerle pena (lastima)? ¿Por qué?

 

Enfoque                      

 

1. Lee los vs. 10 al 14. ¿Qué tipo de relación tiene el Padre con Sus hijos?

 

2. Cuando destruimos una relación con nuestro pecado, ¿qué es lo que estamos haciendo?

 

3. ¿Cómo podemos restaurar una relación herida? ¿Cómo podemos promover paz entre nosotros y los a que desalentamos o lastimamos?

 

4. ¿Qué has aprendido sobre las vejas de Dios en este pasaje?

 

5. ¿Cómo podemos guardarnos de hacer tropezar a alguien? ¿Qué debemos hacer si ofendemos a alguien?

 

Practica:

 

Somos miembros de la familia de Dios; Su posesión valiosa por la cual Él sacrificó a Su hijo. Con esto en mente, debemos siempre acordarnos de no ser piedras de tropiezo, especialmente ante el pueblo de Dios. Aprende a reconocer lo qué puede destruir una relación y siempre estés dispuesto a reconciliarte con los que has lastimado. Se la clase de persona que Cristo te llama a ser: hijos humildes, valorando Su posesión, ¡siempre perseverando en paz!

 

EL MINISTERIO DE RECONCILIACIÓN

 

LUNES

...y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.” (Mat. 24:12)  Éste es un versículo que dice mucho. ¡¡El amor de la mayoría se enfriara y se perderán pero los que mantienen su amor serán salvados!! ¿Estás determinado a mantener tu amor vivo y eficaz? ¡¡Sabemos que Dios es amor y al leer Romanos 12 aprenderás más sobre lo que debes hacer si deseas permanecer en Él!! Al leer v. 9-21 necesitas transformarte en lo que lees. Escribe cada una de las características del amor que ves en estos versículos - ¡éstas serán tus metas! Ante cada característica anota: “El amor es...” y escribe la cualidad en tiempo presente. Por ejemplo, del v. 9 puedes escribir: “El amor es sincero. El amor odia lo malvado. El amor se aferra a lo bueno.” Después que escribas esto examine los versículos y hazte las siguientes preguntas: ¿Cuál es la primera cualidad del amor? ¿Estoy amando si no sirvo al Señor con entusiasmo? ¿Estoy amando si no soy gozoso en esperanza, sufrido en la aflicción y fiel en la oración? Vuelve la lista que escribiste y pon tu nombre en lugar de la palabra “amor”. ¿Cuáles son tus debilidades? Pídele al Señor que muestre su potencia a través de tus debilidades y te haga crecer en amor. ¡¡Tu crecimiento será reflejado y manifestado en tus relaciones con los demás!! No permitas que tu se enfríe – ¡¡encuéntrate entre los que crecen en amor y se salvan!!

 

MARTES

Lee 1Corinthians 13: 4-8. Compara la lista que hiciste ayer a este pasaje. Ahora pon el nombre de Jesús en lugar de las palabras “El amor”. ¡¡Él satisface todas las cualidades perfectamente porque Él es amor!! Ahora hazlo con tu propio nombre. ¡¡Repite este ejercicio con frecuencia como entrenamiento espiritual!! Permite que el poder de Dios te transforme y que te hagas más como Él al practicar el amor.

 

MIÉRCOLES

El Señor claramente nos enseña lo que es el amor y que es el cumplimiento de todo lo que Dios nos ha ordenado (véase Romanos 13). Él también nos enseña cómo podemos ser piedras de tropiezo cuando no amamos. Leeremos hoy Romanos 14. Lee cuidadosamente y pregúntate si has sido o si eres una piedra de tropiezo a los que debes amar. ¿Si actúas de una manera destructiva con un hermano estas actuando en amor (véase v. 15)? ¿Es posible destruir a un hermano (por quién Cristo murió) con tus desalientos, o comportamiento orgulloso según este versículo? ¿De qué trata el reino del Dios según los v. 17-18? ¿En los vs. 19-21 qué se requiere para fomentar lazos cariñosos (unidad)? ¡¡Lee la lista que escribiste el lunes y ora para que puedas llenarte de amor!!

 

JUEVES

Si has ofendido a alguien y causado que se aparten de ti (Proverbios 18:19), ¿cómo puedes establecer esa relación? ¿Cómo puedes reconciliarte una vez que hayas tornado a alguien contra ti? El Señor no fue el causante de nuestra separación de Él, fuimos nosotros que cerramos nuestro espíritu a Él. Él abrió nuestro corazón y nos rescato con amor (Tito 3:4-5). ¡Recuerda las características del amor (es decir: paciencia, amabilidad y dulzura); éstas son los claves! Lee de nuevo Efesios 4-5. El capítulo 4 y versículo 31 enumera las cosas que causan que se cierre el espíritu, que causan daño, ofensas y destrucción. ¿Qué enseña el v. 32? ¿Cuál es la motivación para nosotros? ¿A Qué te llama Dios (capitulo 5 v. 1-2)? ¡¡Vivamos vidas llenas de amor como Jesús!! Lee 1 Juan 2:6 y 2 Juan 6. ¡¡Reflexiona sobre éstos y ora a Dios que te forme y amolde para que seas más y más como Jesús y que puedas hacer como Él lo hizo!!

 

VIERNES

Lee Filipenses 2:1-18. Dios llama a Su iglesia a amar y ser unificada en espíritu y propósito (v. 2). Jesús, el autor de nuestra fe, es nuestro ejemplo y nos muestra que el verdadero amor es sacrificado. Pero nuestra tendencia cuando sacrificamos o sufrimos es quejarnos y argumentar. Ya has aprendido la potencia que tienen nuestras palabras (para edificar o destruir). ¿Cómo podemos ser diferentes? ¿Cómo pueden ser nuestras relaciones diferentes a las del mundo? ¡¡Los versículos 12-18 nos muestran cómo podemos ser tan diferentes que brillaremos como las estrellas en el universo!! Seremos más y más como Jesús si hacemos lo que estamos leyendo aquí. ¿Cuáles son los claves que ves en estos pasos? ¡¡Practícalas y enséñaselas a otros!!